All for Joomla All for Webmasters
+34 94 448 54 30 Mercabilbao, 230-232-234-236-238-240, 48970 Basauri (Vizcaya)

Chirimoya

Chirimoya bilcosa distribución de frutas y verduras Mercabilbao

CHIRIMOYA

Es una fruta que pertenece a la familia de las Anonáceas, que consta de unas 800 especies arbóreas de las regiones tropicales, con frutos en baya y carnosos. El género Anona consta de 120 especies de las que unas 20 se cultivan por sus frutos en la América tropical y sur de Europa.
Procede del chirimoyo, un árbol que puede alcanzar hasta 8 metros de altura.

Su mejor época

Este fruto madura en invierno, la mejor época para disfrutar de su sabor y propiedades nutritivas. Si bien se puede encontrar en los mercados al final del verano.

Características

Forma: La mayoría de las variedades tienen forma esférica ligeramente aplanada

Color: Presenta una piel reticulada de color verde y una pulpa blanca de consistencia cremosa. Contiene numerosas semillas aplastadas de color negro que miden aproximadamente 1 centímetro de longitud distribuidas por todo el interior.

Tamaño y peso: Su tamaño mas habitual es de 7,5-12,5 centímetros de longitud y su peso oscila entre los 150-1.000 gramos en las variedades de mayores dimensiones.

Sabor:La pulpa es refrescante, muy aromática y en su punto óptimo de maduración de sabor dulce, ligeramente ácido, recuerda a la mezcla de piña tropical y plátano o al sabor de la pera.

Origen y variedades

El origen de la chirimoya se remonta a los Andes peruanos y las montañas de Ecuador, dónde crece espontáneamente, aunque algunos historiadores incluyen también las zonas andinas de Chile y Colombia. Los españoles la denominaron “manjar blanco” cuando la descubrieron en América.
Se cultiva en diferentes países con clima subtropical: Perú, España (especialmente en la costa granadina), Chile, Bolivia, Ecuador, Estados Unidos, Colombia, Sudáfrica e Israel. En nuestro país, debido a que es una fruta muy delicada, toda la producción va destinada al mercado nacional. En España, en productividad destaca la variedad Fino de Jete (90%) y Campas, y en menor proporción, Pacica y Bonita.

En general, las variedades de mayor cultivo proceden de híbridos, siendo algunas de ellas:
Impresa (frutas de gran tamaño con forma conoide o subglobosa, de piel tersa y cubierta de hoyos que se asemejan a huellas digitales o a las escamas de un reptil y pulpa dulce, de buen sabor y jugosa),
Mammillata (frutas de piel lisa y buen tamaño, jugosas, sabrosas, aromáticas y con menor número de semillas que la anterior), Tuberculata (frutas de tamaño medio, forma globulosa, piel verde oscuro y de maduración tardía)
Umbonata (frutas de tamaño medio, forma de piña, piel fina, pulpa sabrosa, con muchas semillas y poco resistente al transporte).
La recolección tiene lugar cuando se produce un cambio en la coloración de la fruta, adquiriendo ésta un tono más claro, pero aún firme, con el fin de reducir los problemas de transporte y conservación. Tras su cosecha, se debe conservar a una temperatura de unos 8-10ºC, que permite mantener la cadena comercial durante dos semanas. En cuanto a las condiciones de conservación y almacenamiento, se debe tener en cuenta que son frutas climatéricas. En lo que se refiere a su envasado, las chirimoyas deben presentarse en los siguientes tipos de envases: las categorías Extra y I se envasan en cajas de 32 por 50 centímetros ó de 30 por 40 de base y acondicionadas en una sola capa. Las categorías II y III se envasan en cajas que no sobrepasan los 15 kilogramos.

Como elegirla y conservarla

Cuando se adquieran no deben presentar imperfecciones en la piel. Para evitar que la chirimoya se pase, conviene comprarla un poco verde y dejarla madurar a temperatura ambiente en el hogar. Está madura si el color de la cáscara ha pasado de verde oscuro a verde claro o verde-amarillento. Otros indicadores incluyen la aparición de un color cremoso entre segmentos de la cáscara y una mayor suavidad de la superficie.
La exposición de las chirimoyas a temperaturas inferiores a 8-12°C produce daño por frío. Los síntomas incluyen un oscurecimiento y endurecimiento de la cáscara, depresiones, incapacidad de desarrollar buen sabor y pulpa de consistencia harinosa. Las chirimoyas tienen el inconveniente de que no se conservan durante mucho tiempo y requieren una manipulación muy cuidadosa. Deben encontrarse protegidas, ya que su piel es muy sensible al tacto y se vuelve negruzca fácilmente. Sin embargo, se pueden consumir sin ningún problema aunque la piel adquiera dicha coloración oscura y ceda ligeramente al presionarla.

Propiedades nutritivas

Su componente mayoritario es el agua. Destaca su aporte de hidratos de carbono, entre los que predominan la glucosa y fructosa.
Es pobre en grasas y proteínas, pero dado su alto contenido de azúcares, su valor calórico es bastante elevado.
Respecto a otros nutrientes, es buena fuente de potasio y vitamina C.
El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.
La vitamina C interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones. Además cumple una función antioxidante.
Su aporte de fibra mejora el tránsito intestinal y beneficia a múltiples alteraciones y enfermedades.

Curiosidades

Las semillas de la chirimoya se emplean como un potente insecticida en algunos países; basta con reducirlas a polvo, mezclarlas con ceniza y pasarlas por un tamiz.

Como prepararla

La chirimoya resulta deliciosa como fruta fresca. Para ello se corta la pieza por la parte superior o la mitad y se come la pulpa con una cucharilla, evitando las semillas. La pulpa de la chirimoya se ennegrece al contacto con el aire y para evitarlo basta con rociarla con zumo de lima o de limón. También se la puede emplear como materia prima para la elaboración de mermeladas, batidos y helados, aunque sus numerosas y grandes semillas resultan un inconveniente.

Recetas

BATIDO DE CHIRIMOYA Y NARANJA

Ingredientes:
– 1/2 kilogramo de chirimoyas
– 6-8 naranjas

Preparación:

Partir las chirimoyas por la mitad, extraer la pulpa con una cuchara y eliminar las semillas. Partir las naranjas y exprimirlas. Poner en un recipiente el jugo de las naranjas y la pulpa de las chirimoyas y batir. Servir bien frío.

ConfecciónEncajado
CajaMadera o cartón
Peso CajaDe 3 a 5 kgs. Neto
CategoríasExtra / Primera / Segunda
DestinoPoblación en general
Uso esperadoEn crudo
Condiciones de conservación

Composición por 100 gramos de porción comestible

Calorias81
Hidratos de carbono (g)20
Fibra (g)1.9
Potasio (mg)264
Magnesio (mg)18
Vitamina C (mg)18
Ácido fólico (mcg)14

______

Texto

Especificaciones Técnicas de Productos de Bilcosa

Imágenes | Elaboración propia.